INCUBACIÓN

6 a

 

INCUBADORAS CASERAS

Plan de recuperacion de la Pita Pinta Roxa.

En las razas de autóctonas  criadas como camperas es fundamental que los criadores recríen cada año o, al menos, cada dos años para reponer las poblaciones de sus gallineros pues estas razas no están industrializadas y no existen granjas de recría de las mismas.

Tampoco existen asociaciones que se dediquen a reproducir ejemplares para que la difusión y expansión de estas razas, al menos en el caso de la Pita Pinta Asturiana con garantías de calidad y pureza.

Para iniciarse con la raza lo mejor es contactar con un criador de confianza que nos permita ver sus animales, los que van a ser los padres de los animales o huevos que pretendemos adquirir.

Por tanto para conservar sus poblaciones los criadores han de incubar huevos de sus lotes más selectos. En este sentido y en el caso de la variedad “roxa” de la Pita Pinta Asturiana existe una pauta elaborada por mi en el 2011 y que puede aplicarse para todos los lotes de poblaciones reducidas de las distintas variedades de la raza para mantener la variabilidad genética y evitar la endogamia de las mismas. ( Plan de recuperación de la Pita Pinta Roxa).

La incubación puede hacerse mediante nodrizas o por medio de incubadoras.

 IMG_5235a

Nodriza incubando

PILLT CSCSDE Nodriza con pollitos.

Incubación artificial.  DINCUB I

Hay muchos tipos de incubadoras, desde las caseras hasta las compradas y modernas con mecanismos de  volteo automático de los huevos, ventilación forzada e higrómetros para el control en cada fase de la incubación de la humedad.  Son cómodas pero muy caras. No obstante, con un poco más de trabajo, con las incubadoras caseras se obtienes buenos resultados en cuanto al  % de nacimientos.

incub casera

Ejemplo de incubadora casera.

incub comprada

Ejemplo de incubadora automática con nacedora  incorporada.

Ya en tiempos de los egipcios se incubaban huevos de aves domésticas de modo artificial utilizando camas de estiercol para producir la temperatura y la humedad necesarias.

Para incubar huevos de gallina se necesita seguir los siguientes pasos:

1º- Utilizar huevos fertilizados, frescos, sin fisura alguna en la cáscara y de no más de 7 días de puestos.

  2º- Un recipiente o caja  bien aislada del exterior, pero con un  sistema de ventilación, bien forzada o por convección. Esto se consigue haciéndole  agujeros en la parte baja a dicha caja y otros en el techo de la misma. Como ejemplo: cuatro agujeros en la parte baja de la caja y dos en el techo con la mitad del diámetro de los de abajo.

3º- Una fuente de calor, bombillas o resistencias, regulada por un termostato que realice la regulación de la temperatura con menos de un grado  centígrado  de diferencia.  La temperatura de incubación ha de ser de 38,5 ºC  o 100ºF .

4º- Humedad, esto se consigue colocando un recipiente amplio por debajo de la rejilla donde se coloquen los huevos y mantenerla siempre con agua.

 5º- Movimiento diario de los huevos, en las caseras y manuales esto es conveniente hacerlo dos veces al día.

La incubación de huevos de gallina es de 21 días.

El día 18 de incubación  se ha de detener el movimiento de los huevos y elevar la humedad hasta el nacimiento. Esto se consigue, en las incubadoras caseras manuales, tapando alguno de los agujeros de la parte superior de la caja, nunca todos.

 3 Pancho

Es conveniente acostumbrarse a controlar los huevos en incubación, sobre todo en el caso de incubación artificial. Pues se ahorra espacio, si la incubación se hace de manera continua.  Al localizar y retirar estos huevos no fértiles o con el embrión muerto se evitan explosiones de huevos podres en las parrillas o en la nacedora.

La observación conviene hacerla sobre el día 5-6 de incubación y el día 18 de incubación, cuando se colocan en la nacedora.

Esto se hace con un ovoscopio  que,  como en el caso de las incubadoras,  puede comprarse en una tienda especializada o fabricarlo uno mismo.

Ovoscopio casero.

OvoscopioIII

El fundamento del aparato es que nos permita observar los huevos a contraluz.  Esto se consigue encerrando un foco luminoso (bombilla de cualquier tipo) en un recipiente o caja opaca con una agujero en la parte superior sobre el que se colocará cada huevo a observar y el cual ha de ser tapado por completo por este. Si se usa como fuente luminosa una bombilla de filamentos han de practicarse en el recipiente o caja unos agujeros, en la parte inferior lateralmente y en la parte superior en la zona opuesta a donde se coloque el observador, para la circulación de aire que evite que explote esta. Esto ha de hacerse en oscuridad o penumbra suficiente para apreciar el contraluz.

Esquema de las imágenes que se observan a contraluz del desarrollo embrionario del pollo dentro del huevo.

Huevo Incub II